Historia

Nace la Hermandad de Caridad de Nuestra Señora del Dulce Nombre de María en el año del Señor de 1.952, por expreso decreto de su Eminencia Reverendísima, el Cardenal Don José María Bueno Monreal, aunque la historia de nuestra Titular se remonta hacia el año 1937.

1938-oratorio-previo-al-incendio-sufrido-ii          Tras los sucesos del 18 julio de 1936, todos los templos de nuestra localidad y las imágenes devocionales que los mismos albergaban, quedan destruidos. El imaginero D. Manuel Pineda Calderón, por aquel entonces Prioste de la Hermandad de Nuestra Señora del Águila, recibe de la familia Beca Gutiérrez el encargo de realizar una Imagen de la Virgen del Águila desaparecida, siendo su ejecución casi idéntica a la que se pierde. La Hermandad de Nuestra Señora del Águila rechaza dicha Imagen, por lo que la familia que realizase el encargo de la misma, decide donarla a la parroquia de San Sebastián, aunque residió durante tres años en casa del propio escultor, hasta la reconstrucción de la parroquia.

          El 15 de Junio de 1.937, D. Manuel Sánchez Santiago, Párroco de San Sebastián, bendice la talla de la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora del Águila, hecho que aconteció en casa del mencionado escultor, sita en la calle Nuestra Señora del Águila número trece.

           Fue la primera Imagen que recibió culto en Alcalá de Guadaíra tras los infaustos acontecimientos del año 1.936. El 2 de agosto de 1938, aún en casa del imaginero, sufrió un pequeño incendio producido por una vela de las que los devotos colocaban al pie de la Imagen, no sufriendo grandes desperfectos y siendo restaurada por el propio escultor.

          El 4 de abril de 1940, la Imagen de la Virgen es trasladada a la Parroquia de San Sebastián una vez reconstruida. Según cuentan las historias de nuestros hermanos más antiguos, la Virgen fue trasladada en un arcón 1941-capillade madera, sin ráfaga y rodeada de flores, y acompañada de los cantos y oraciones de sus devotos le dispensaban. Fue portada por D. Manuel Silva Álvarez, D. Francisco Ramírez Rivas, D. Manuel Gómez Díaz y D. Manuel Pineda Calderón. La Imagen presidió, el 7 de abril del mismo año, la Función Solemne y Triduo de Acción de Gracias por la reconstrucción de la Parroquia tras los acontecimientos de 1936.

             Un grupo de alcalareños, rendía a esta Imagen con gran devoción cultos por la Purificación de Nuestra Señora, con la presentación de los niños nacidos durante el año en la feligresía y un Solemne Triduo, celebrándose por primera vez estos cultos en febrero del año 1941. Según los libros de cuentas de aquella asociación de devotos en torno a la Imagen de la Virgen, debió realizarse su primera procesión en noviembre del año 1946, por los gastos que en éstos se contemplan: gastos de cohetes y bengalas, donativos por préstamo de manto, costaleros y banda de músicos entre otros. Procesión que vino a repetirse en mayo de 1948.

1951-procesion-mayo-ii            Este grupo de devotos de la Virgen, gente humilde, pero buenos cristianos, sentían  como gran parte del pueblo pasaba necesidades debido a los difíciles tiempos que se estaban viviendo en España por causa de la guerra civil. Por ello, atendían las necesidades de las personas, que en nombre de Dios, pedían alimentos, medicinas, gastos de médicos y ropa, poniendo muchas veces de su bolsillo el dinero para atender estos casos, o mediando por Dios a las personas de un mejor poder adquisitivo, hechos que posteriormente influirían en el lema de la hermandad.

          El 15 de abril de 1951, D. Miguel Bermudo, Canónigo de la Catedral de Sevilla, bendice Solemnemente la Imagen de la Virgen como “Nuestra Señora del Dulce Nombre de María”, cambiando así su advocación con el fin de evitar las diversas controversias populares que se motivaron por la coexistencia de dos imágenes con la misma advocación, todo ello bajo mandato de S. E. Rvdma. el Cardenal D. José María Bueno Monreal, quien desde ese mismo momento motiva a la fundación de una Hermandad de Caridad en torno a la Imagen de la Virgen. Ese mismo año, en el mes de mayo, tiene lugar la tercera procesión de la Imagen, pero la primera bajo la nueva advocación de Nuestra Señora del Dulce Nombre de María.

           Según consta en los primeros libros de la Hermandad, los hermanos fundadores fueron: El Señor Cura Párroco, Don Juan Otero Gómez, Don Manuel García Recacha, Don Jesús Ánquela Arenas, Don Manuel Pineda Calderón, Don Celestino Pineda Ordóñez, Don Alejandro Ojeda Olivero, Don Francisco Díaz Bozada, Don Fernando Sola Gandul, Don José María Cerero Sola, Don Joaquín Romero Gavira, Don Rafael de la Fuente Cariño, Don Francisco Ramírez Rivas, Don Antonio Vals Calderón, Don Manuel Gómez Díaz y Don Pedro Báñez Peña, los cuales presentaron las primeras reglas a la Autoridad Eclesiástica.

           Elige la naciente Hermandad el lema de, “La Caridad de Cristo nos impulsa”, y el ejercicio de la Caridad Cristiana con los enfermos y desvalidos, por lo que se constituye en la primera y quizás única Hermandad de Caridad de la Diócesis de Sevilla. Se fija su fiesta principal el segundo domingo de Mayo, día más cercano a la fiesta de la Mediación Universal de la Santísima Virgen María, pues Ella, por este misterio, es la principal ejecutora de la Caridad al distribuir la Gracia de su Divino Hijo Jesús.

           En el año 1.953 es nombrado Hermano Mayor Honorario, el Excelentísimo Señor Don Rafael Beca Mateos, industrial alcalareño, devotísimo de la Virgen y a cuyas expensas se costeó la decoración de la capilla de Nuestra Señora. En el mismo año, su esposa; la Excelentísima Señora Doña Salud Gutiérrez Ruiz, es nombrada Camarera Honoraria de la Santísima Virgen. En la actualidad, ambos benefactores yacen sepultados a los pies de la Virgen por concesión de la Sede Apostólica.

            En el año 1.957 y por su especial vinculación con la hermandad, se nombró Hermano Mayor Honorario al Ilustrísimo Señor Cardenal Don José María Bueno Monreal, adquiriendo desde entonces la Hermandad el título de ILUSTRE. También en ese mismo año, se nombró Hermano Mayor Honorario a Su Alteza Real, Don Juan Carlos de Borbón y Borbón, en aquellos momentos Príncipe de Asturias, cargo que aceptó en su nombre, Su Alteza Real Don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, padre del mismo, al ser el Príncipe menor de edad. Posteriormente, él mismo ratificó el nombramiento al reinar en España como Don Juan Carlos I.

           De igual manera, el 26 de Julio de 1.986, Su Majestad la Reina Doña Sofía, aceptó el nombramiento de Camarera Mayor efectiva de Nuestra Señora. Posteriormente, Su Majestad el Rey otorgó a la Hermandad el título de REAL en 1987.

             El 30 de Diciembre de 1974 fallece nuestro hermano fundador y escultor de la Santísima Virgen, D. Manuel Pineda Calderón. Durante el año posterior se realizó misa en sufragio de su alma todos los días 30 de cada mes. Destacar, que al término de su funeral y previo al traslado de sus restos al cementerio Municipal, su ataúd fue llevado ante las plantas de su Virgen para que la Madre despidiese al hijo que la visitaba cada día.

            El 3 de junio de 1.981 y con el permiso de la Autoridad Eclesiástica, se procedió, por parte de la Junta de Gobierno, al traslado de sus restos mortales a la Capilla que magistralmente decoró para Ella, y en la que volcó todo su amor, donde para siempre y con humildad, yace en el lado del Evangelio y a sus pies.

             En el año 1979 son aprobadas las nuevas Reglas de la Hermandad. Un año después, en el 1980, se edita el número 1 de los boletines de la Hermandad. En el año 1981 se cruza carta de fraternidad con la Hermandad del Dulce Nombre de Sevilla, con sede en la Parroquia de San Lorenzo, uniéndose ambas Hermandades en un mismo fin, como es el de propagar la devoción al Dulce Nombre de María.

              Con motivo del Bimilenario del Nacimiento de la Bienaventurada Virgen María, en el año 1985 comenzaron los cultos del mes de María con un Traslado Solemne de la Santísima Virgen desde su capilla hasta el presbiterio, besamanos de la sagrada Imagen y subida de la Señora al Altar Mayor, acto que debido a su gran popularidad y encanto pasó a celebrarse cada año y que se conserva hasta nuestros días.

              Se modificaron de nuevo las reglas de la Hermandad en el año 1986, adaptándolas al nuevo derecho canónigo y las disposiciones del ordinario, siendo la primera Hermandad de nuestra localidad en presentar las nuevas reglas a Cabildo General de Hermanos para su aprobación.

                 El 9 de mayo de 1987, con motivo del cincuentenario de la Santísima Virgen y en el transcurso de la Función Principal de Instituto, es estrenado el Himno a nuestra Señora del Dulce Nombre, compuesto por el M. I. Sr. D. Juan Miguel Rivas de Dios, sobre la letra del poeta y doctor alcalareño D. José María Rubio Rubio, siendo el coro de la Salle la Purísima quien lo interpretó (dicho compositor era el director del coro antes mencionado). En julio del mismo año se organiza la primera de las donaciones de Sangre en la Hermandad, realizándose  en los salones parroquiales al no disponer aun de casa de hermandad. Este acto de Caridad que la Hermandad organiza, se ha venido realizando ininterrumpidamente hasta la actualidad,  contando con hasta seis donaciones al año.

1985-traslado-al-altar-mayor-primer-traslado-2

             Con motivo del Año Santo Mariano, en 1988 se celebra un Solemne Quinario Glorioso en los Cultos del mes de Mayo, sustituyendo desde entonces al Triduo que hasta dicho año venía celebrándose en honor a nuestra Titular. Igualmente, con motivo de dicha efeméride, se celebra por primera vez en Septiembre, Función Solemne en la fiesta litúrgica del Dulce Nombre de María, precedido del Triduo que hasta entonces venía celebrándose y que concluía dicho día doce de Septiembre, día que el Beato Papa Inocencio XI dedicó al Santo y Dulce Nombre de la Virgen María por su intersección por las tropas cristianas que derrotaron a los turcos otomanos en la batalla de Kahlenberg, el 12 de Septiembre de 1683, librándose así la cristiandad del peligro turco.

           En este mismo año se funda el Coro de nuestra Hermandad, siendo su primera actuación el 30 de Abril durante el Solemne Traslado, Besamanos y Subida al Altar Mayor de la Santísima Virgen para sus Cultos Principales. El Coro del Dulce Nombre, como a ellos les gusta que les llamen, pregonan el Dulce Nombre de Nuestra Madre por cuantos lugares van, trovando con sus cantos y alegrías, formando una gran familia que hoy en día aumenta rápidamente, pues varios miembros del mismo son ya padres y sus niños y niñas van tomando el relevo generacional de sus padres formando parte del mismo coro.

          En el año 1989, la Hermandad de Donantes de Sangre de Sevilla concede a la Hermandad la distinción de poder tener y portar una insignia relativa a dicha institución benéfica, que debía consistir en un banderín de color rojo.

            En enero de 1990, con motivo de su festividad litúrgica, nuestra Hermandad celebra por primera vez Función Navideña al Dulce Nombre de Jesús, terminando la misma con un devoto besamanos a la Imagen del Divino Infante. Durante muchos años, las personas que encarnaban a la Estrella de la Ilusión y Reyes Magos en la Cabalgata Silos de nuestra localidad, asistían a dicha Función y adoraban a la Imagen del Niño, como lo hicieron los Reyes Magos en Belén hace más de dos mil años.

           En abril de dicho año, la Hermandad ofrece a la Comunidad salesiana el nombramiento de Hermano de Honor, siendo aceptada por el Señor Director del Colegio Salesiano, el Reverendo Padre Don Miguel Moreno Gutiérrez, realizando el juramento de hermano durante el transcurso del Solemne Traslado, dirigido por el mismo padre el día 30 de Abril de 1990.

           En el año 1991, ante la necesidad de la Hermandad de poder disponer de un lugar donde guardar y conservar todos los enseres de la misma, procedió a la compra de un inmueble sito en la calle Pérez Galdós nº 6. Tras intensos años de arduo trabajo para poder hacerla una realidad, la Casa de la Virgen, como se le denominó cariñosamente desde el primer momento, fue bendecida e inaugurada el 20 de Abril de 2007, sirviendo desde entonces como centro social y de unión de todos los hermanos.

          El día 6 de Mayo de 1.993, visita nuestra población el Rector Mayor de la Congregación Salesiana, el Reverendo Padre Don Egidio Viganó. En el transcurso de dicha visita, se le entrega por parte de la Hermandad la petición del título de SALESIANA para la misma, el cual, después de varios avatares, es concedido el día 15 de Abril del 2.000 por el Reverendo Padre Don Juan E. Vecchi, Rector Mayor en dicha fecha, título que es aprobado por el Cabildo General de Hermanos celebrado con fecha 27 de Abril de 2.001.

         El 12 de Septiembre de 1994, tras la Función Solemne a nuestra Madre del Dulce Nombre, la Excma. Sra. Alcaldesa Dña. Guillermina Navarro Peco, impuso a la Imagen de nuestra Titular la Medalla de Oro de la Ciudad.

          En el año 2.002, la Hermandad cumplió las bodas de oro fundacionales, organizando la Junta de Gobierno diversos actos para conmemorar dicho acontecimiento:

            Del 20 al 28 de Abril, se realizó una Exposición de enseres, fotografías y ajuar de la Stma. Virgen en la Casa de la Cultura de nuestra localidad.

          El día 30 de Abril se realizó el Solemne Traslado, Besamanos y Subida al Altar Mayor de nuestra Titular, ese año y con motivo del cincuentenario, en vez de realizar el traslado por las naves de la Parroquia, se realizó por las calles adyacentes a la misma.

           El 2 de mayo tuvo lugar la primera de las dos conferencias que se realizaron durante el mismo mes, siendo ésta pronunciada por el Doctor, Don José María Rubio Rubio, titulándose dicha conferencia “El porqué de mi fe en las Hermandades”. Del 6 al 10 de Mayo se realizó el Solemne Quinario, siendo predicado cada día por un sacerdote distinto.

          El 14 de Mayo se realizó la segunda conferencia organizada con motivo del cincuentenario, a cargo del Rvdo. Padre D. Leonardo Castillo Díaz (q.e.p.d), titulada “La Caridad, ¿Obligación o devoción?”, asistiendo a ella gran cantidad de hermanos y devotos.

          En el mes de Junio comenzaron las obras en nuestra parroquia de San Sebastián, por lo que el día 22 de dicho mes, se trasladó a la Santísima Virgen hacia la Capilla de Carmen de los Padres Salesianos, ubicándose la Virgen en el camarín de la Imagen de San Juan Bosco.

        El día 6 de Septiembre se presentó el Cartel Conmemorativo del Cincuentenario, obra de D. Juan José del Rosario Regalado. La presentación del mismo estuvo a cargo de nuestro hermano D. Antonio Portillo Ríos (q.e.p.d).

         El domingo 22 de septiembre tuvo lugar el Pregón de las Glorias, a cargo de D. Ángel Gutiérrez Oliveros. El mismo día se celebró un concierto de marchas de Gloria, a cargo de la Asociación Musical Ntra. Sra. del Águila, y en el que se estrenó la marcha “Aniversario”, compuesta para dicha efeméride por nuestro hermano; Don José Manuel Iglesias Moreno, director del coro de la Hermandad.

         El día 4 de octubre, la Santísima Virgen fue trasladada en andas desde la Capilla del Carmen de los Padres Salesianos a la ermita de la Patrona, Nuestra Señora de Águila. Al día siguiente, en un acto que quedaría en la memoria de todos los presentes, tuvo lugar el Hermanamiento entre las dos Hermandades, para seguidamente, en su paso, proceder a la Procesión Extraordinaria de nuestra Titular por las calles de Alcalá. A su paso por el escanear0001ayuntamiento, la Corporación Municipal hizo entrega a la Hermandad del nombramiento de Hijo Predilecto de Alcalá de Guadaíra, a título póstumo, a nuestro querido hermano fundador y escultor de la Virgen, Don Manuel Pineda Calderón. Al término de la Procesión Extraordinaria de aquel inolvidable día, el cortejo finalizó con la entrada del mismo en la capilla del Santo Entierro.

           En el año 2005 se celebraron la Segundas Misiones en nuestra Parroquia. Uno de los actos organizados para las mismas, consistió en un Rosario Matinal por las calles de la feligresía, presidido por la Imagen de Nuestra Titular y dirigido por los misioneros claretianos.

            El 20 de abril de 2007 fue presentado en nuestra Parroquia el Cartel de las Glorias, editado anualmente por el Consejo local de Hermandades y Cofradías. En esa ocasión, el cartel reproducía una fotografía de nuestra Titular, siendo el autor del mismo D. Jacobo Díaz Portillo. El acto de presentación del Cartel estuvo a cargo de nuestro hermano D. Pascual González Moreno.

            En el año 2008 se renovaron las Reglas de la Hermandad con el fin de adaptarlas a las Normas Diocesanas. En dicha reforma pasan a contemplarse dos novedades importantes: el cambio de día de la Procesión de la Virgen, pasando a ser el sábado posterior al segundo domingo de Mayo, y por otro lado, la inclusión de los cultos a la Virgen en la festividad de la Candelaria, siendo el año siguiente cuando se realiza el primer Rosario por las calles de la feligresía, recuperando así cultos en torno a la Virgen por dicha festividad.  Ese mismo año, la imagen es restaurada por D. José Rivero Rodríguez-Carrera.

            En junio de 2011 se constituye el Grupo Joven de la Hermandad, grupo que en pocos años le da un impulso renovador a la vida de la misma, siendo ejemplo para muchos jóvenes en las labores que realizan durante el año.

2426606523         En 2012 nuestra Hermandad conmemoró el 75 Aniversario de nuestra Titular con diversos actos que solemnizaran dicha efeméride: Una primera conferencia relacionada con la importancia primordial de la Caridad, a cargo de Dñª. Auxiliadora González Portillo; y una segunda titulada, “Arte e Historia en torno a la Virgen del Dulce Nombre”, a cargo de nuestro hermano D. Enrique Ruiz Portillo. El 15 de Junio se celebró Solemne Eucaristía, conmemorando así los 75 años transcurridos desde aquel 15 de Junio de 1937 cuando nuestra Sagrada Titular fue Bendecida.

          En el mes de Septiembre, durante el Besamanos de la Virgen, tuvo lugar la Exaltación del 75 Aniversario a cargo de nuestro hermano D. Pascual González Moreno.

            El 20 de abril del mismo año tuvo lugar en la Parroquia la presentación del Cartel de las Glorias, editado por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías. En esta ocasión respondía a una pintura de nuestra Titular, siendo el autor de la misma nuestro hermano, D. Jesús Alcarazo Velasco. El acto fue presentado por D. Ángel Gutiérrez Oliveros. Tres años después, nuestra Hermandad vuelve a ser protagonista de dicho Cartel de las Glorias, siendo nuestro hermano D. Pedro Castro Rojas el autor del mismo y estando presentado el acto por nuestro hermano D. Alejandro Redondo Torres.

          Sin duda alguna, la distinción más importante que concede la Hermandad a las personas que por su hacer y celo hacia la misma la benefician en uno u otro sentido es la Medalla de Oro. A lo largo de su historia, la Hermandad ha concedido tan digna distinción a:

–        S. E. Rvdma. Sr. Cardenal D. José María Bueno Monreal (q.e.p.d.). 13 de mayo de 1984.

–        Don Francisco Ramírez Rivas (q.e.p.d.). Mayo de 1986.

–        Don Manuel Silva Álvarez (q.e.p.d.). Mayo de 1987.

–        S.M. el Rey Don Juan Carlos I. Septiembre de 1987.

–        S.M. la Reina Doña Sofía. Abril de 1988.

–        Don Francisco Díaz Bozada. Mayo de 1991.

–        Don José María Cerero Sola. Abril de 1995.

Hoy día, nuestra Hermandad vive una de sus mejores etapas. Compacta y fervorosa, cada uno de los diferentes Grupos que la componen trabajan arduamente durante todo el año por su Virgen y su Hermandad.