Paso Procesional

 

El paso de la Santísima Virgen fue realizado en los talleres sevillanos de D. José Martínez donde se realizó la talla y dorado del mismo bajo diseño de D. Manuel Pineda Calderón, de quien también es obra el estofado e imaginería del mismo.

Aunque su fecha de ejecución fue 1954, la Virgen del Dulce Nombre no lo utilizó hasta mayo de 1955, en su salida anual. Pero la Hermandad, en un gesto de Caridad lo cedió a la Sacramental  de la Parroquia para que lo estrenase la imagen de la Inmaculada Concepción en la Salida Extraordinaria el 8 de diciembre de 1954 con motivo del I Centenario de la Proclamación de este dogma mariano. 

Se trata de un paso pequeño, casi cuadrado, que consta de parihuela, respiraderos, esquinas y canastilla. Sobre ésta se coloca la peana y los candelabros de guardabrisas.

El respiradero se traza en un estilo neobarroco, de hojarasca entrelazada, compartimentados por pilastras, en zonas que se acoplan a ellas simétricamente. En su parte superior lleva una moldura o grueso bocel, con resaltes en correspondencia con cada una de las pilastras de la zona interior. Se talla en ésta una guirnalda vegetal cuajada de azucenas y lirios blancos. En el centro de cada lado y en las esquinas se colocan verdaderas capillas arquitectónicas para albergar imágenes, marianas en las primeras y de los evangelistas en las angulares. Estas capillas llevan las siguientes imágenes realizadas por D. Manuel Pineda Calderón, de bulto redondo y totalmente independientes del respiradero.

  • Frente: Nuestra Señora de los Reyes, sostenida por dos ángeles mancebos.
  • Trasera: Nuestra Señora del Pilar, igualmente sobreelevada por dos ángeles mancebos.
  • Lateral Izquierdo: La Inmaculada Concepción de María.
  • Lateral Derecho: La Asunción de la Virgen.
  • Esquina delantera derecha: San Mateo, patrón de la Ciudad.
  • Esquina delantera izquierda: San Lucas.
  • Esquina trasera izquierda: San Marcos.
  • Esquina trasera derecha: San Juan.

La canastilla que corre por todo el paso es muy breve, no llega a los 15cm de altura, su perfil consta de un listel de base, una media caña y otro listel superior. Toda la media caña va calada, luciendo una serie de volutas, acantos etc. con las que se entrelazan gran cantidad de flores, lirios estofados en suaves tonos celestes, rosas en su color, margaritas en blanco, etc.

En el año 2015 comienza el proyecto de restauración del conjunto del paso procesional. Tras la procesión del mes de mayo fueron trasladadas al taller de dorado Ana Galiano de nuestra localidad la peana y canastilla que vieron la luz en la procesión de mayo de 2016. El estofado de los mismos corrió a cargo de nuestro hermano D. Jesús Alcarazo Velasco. En el año 2017 se restauró el respiradero frontal y esquinas delanteras, trabajando en dichas tareas los talleres antes mencionados.

 PEANA DEL PASO PROCESIONAL.

Diseñada por D. Manuel Pineda Calderón y ejecutada en los talleres antes mencionados en el año 1965.

Se trata de una peana de planta cuadrada con una plataforma pequeña que se ajusta al diámetro del candelero de la Virgen, para que manto y ráfaga vayan fuera de la misma. Soportada por cuatro mensulones que soportan la plataforma superior. Éstos constan de dos partes la superior en forma de C tumbada horizontalmente y con las puntas muy enrolladas hacia arriba y la otra como prolongación de la voluta exterior. Estos soportes se ven enriquecidos por la gran cantidad de volutas, acantos y flores y hojas por doquier. La gran vistosidad de este conjunto se completa con dos guirnaldas en cada frente de la peana, que cuelgan por una punta del arrollamiento superior de la voluta o pata, y por el otro de la clave del arco escarzano de cada cara, por lo que  durante la procesión se mueven al compás del paso produciendo un bellísimo efecto. Dichas guirnaldas son semicirculares, exclusivamente vegetales, sin cintas ni lazos, compuestas por una sucesión de rosas de distintos tamaños y formas. En las ménsulas iban colocados candelabros de tres luces que posteriormente fueron sustituidos por jarrones tras la rotura que sufrió una de ellas por la vibración de los mismos en el año 1992.

En el año 2015 comenzó su restauración por los talleres de dorado Ana Galiano de nuestra localidad, estrenándose en el mes de mayo de 2016. El estofado de la misma corrió a cargo de nuestro hermano D. Jesús Alcarazo Velasco.

 CANDELABROS DEL PASO.

Fueron realizados en los talleres sevillanos de D. Ángel Feria en el año 1975. Inicialmente el juego lo formaban ocho candelabros, cuatro de cinco luces en las esquinas del paso y otros cuatro de tres luces que iban colocados en las ménsulas de la peana.

Actualmente solo se utilizan sobre el paso de la Virgen los cuatro de las esquinas elevados por unos basamentos similares al central de la peana que fueron realizados en el año 1990, cuando se dejaron de usar los de tres luces por la rotura de una de las patas de la peana.

Se trata de un bello juego de candelabros de madera dorada en el que destacan la multitud de flores que lo componen así como el elegante cesto de flores sobre el que apoya similar al del soporte central de la peana. Luce los candelabros bellos guardabrisas de cristal liso con el escudo de la Hermandad grabado realizados en el año 2009, así como las coronitas que los rematan realizadas por el taller de orfebrería Villareal.

JUEGO DE JARRAS.

Se trata de un juego compuesto por cuatro jarrones en metal dorado que van colocados dos de ellos en las ménsulas delanteras de la peana, donde se suprimieron los candelabros de tres luces por problemas de inestabilidad, y otros dos en los laterales de la canastilla. Se trata de jarrones de copa de ancha boca. Cada uno de ellos posee medallones representando letanías de la Virgen, la rosa, el ramillete de azucenas, la luna y el sol. Los dos de la peana fueron realizados en los talleres de orfebrería Villareal en el año 1990 y restaurados en el año 2017 por los talleres de Orfebrería Gustavo Larios en Hinojos, quien es autor igualmente de los otros dos en el mismo año.

IMG_1366

JUEGO DE CRÁTERAS.

Se trata de un juego compuesto por cuatro cráteras realizadas en metal dorado que van colocadas en las esquinas de la base del paso procesional. Cada una de ella posee medallones alusivos a letanías de la Virgen, la paloma (Reina de la Paz), el corazón llameante (Reina de Caridad), el espejo (Espejo de Justicia), la estrella (Estrella de la Mañana). Fueron realizadas por el taller de Orfebrería Gustavo Larios de la localidad de Hinojos en el año 2017.

LLAMADOR.

Realizado en los talleres de orfebrería Villareal en el año 1963 bajo diseño de D. Manuel Pineda Calderón. Realizado en bronce dorado. Consiste en un águila en alusión a la primera advocación de la Virgen. Restaurado en los mismos talleres en el año 1987 costeado por varios hermanos y en el año 2006 costeado por la cuadrilla de costaleros de la Virgen.

IMG_4564

RÉPLICA DE LA VIRGEN DEL ÁGUILA.

Donada por la Hermandad del Águila con motivo del hermanamiento entre ambas corporaciones en el cincuentenario de nuestra Hermandad en el año 2002. Se trata de una miniatura de la Virgen del Águila en metal plateado. Se coloca tras el llamador en el paso procesional.

IMG_4562

 

PIES DE GUARDABRISAS.

Se trata de un juego de seis pies de guardabrisas realizados en metal dorado que van colocados bajo la gran peana de la Virgen para alumbrar a ésta. Fueron realizados por los talleres de Orfebrería Gustavo Larios de la localidad de Hinojos en el año 2017 y donados todos ellos por distintos grupos de la Hermandad, hermanos y devotos.